La guerra

Nací hacia el final de la guerra fría y de una forma que no logro comprender este hecho ha debido marcar mi vida. No vine a percatarme que había nacido en “tiempo de guerra” hasta ya bien entrada en la adultez. No recuerdo que en el colegio hubiese un capítulo sobre la guerra fría en el currículo de historia universal, ni de historia nacional, aún cuando América Latina entera era zona de influencia de los Estados Unidos y aún cuando mucha de nuestra política contemporánea toca los sucesos de la guerra fría.

Cuando se hablaba de Cuba, no se hablaba de la guerra fría. Y ni siquiera se hablaba de  la guerra fría cuando se hablaba de Rusia. Estaba ahí como una sombra solo vivible para aquellos que, nacidos bastante antes que mi generación, habrán vivido entre hippies y pacifistas.

Mis coetáneos europeos saben igualmente poco sobre la guerra en medio de la que nacieron. No entendieron ellos -porque nunca supieron- que el llamado Islam Político estuvo (por usar el pasado) apoyado por los Estados Unidos y que la Yihad era en principio otra estrategia de combate contra la Unión Soviética. Y aunque hoy el terrorismo se cuente entre sus principales preocupaciones, pueden ver solo la punta del Iceberg. Un avión que se estrella contra un edificio es mucho más que un intento de asesinar infieles y no es una cuestión religiosa, sino política, y no es meramente un acto de venganza.  Como tampoco es un acto de venganza la posterior intromisión de las potencias mundiales en los países donde residen las organizaciones terroristas, esto es también, y obviamente, una acción con interés político-económico, pero eso es algo que todos hemos aceptado sin saber exactamente lo que significa.

Convertimos en premisa simple “los estados unidos intervienen con la excusa de la democracia” un problema fundamental de nuestro tiempo. como simplificamos también “los políticos roban”, “en África se muere la gente de hambre” o ” el gobierno no hace nada por la gente”. Convertimos en verdades irrefutables hechos puntuales sobre los que al final sabemos muy poco ¿Cuánto roban? ¿Quiénes se mueren? ¿Cómo se gobierna? son preguntas que quedan en el aire, porque nosotros, ciudadanos comunes, no podemos encontrar las respuestas.

Igual quedan para mi en el aire preguntas fundamentales sobre la esencia de la guerra fría, porque no pude comprenderlo, nunca me lo explicaron, las versiones que parecen mas completas son demasiado complejas para mi entendimiento… y finalmente sucede que tengo poco tiempo para sentarme a leer sobre la guerra y el tiempo que tengo quizás prefiero usarlo para otras cosas. Así y todo, yo nací durante la guerra fría, y de alguna forma que no puedo exactamente decir, debió de marcar mi vida.

Anuncios

3 pensamientos en “La guerra

  1. Estamos de vuelta!!
    Ya extrañaba leerte por aca.

    Habiendo nacido solo un poco antes que tu, tengo un recuerdo borroso de la caida de la URSS y del mundo bipolar, ciclotimicos recuerdos de una epoca diferente.

    Ya sabras tu mejor que yo pero la guerra fria se la debemos agrecer a la capacidad aquirida por el hombre de mandar todo a la mierda(no estoy seguro que quepa la palabra “literalmente” depende de tu definicion de mierda), asi que si me das elegir entre un conjunto de guerras proxy con sus consecuencias en el mundo actual y una nefasta guerra nuclear total, escojo la primera.

    Yo no trabajo en absolutos, salvo en algún olvidado y cierto comentario sobre el comunismo, pero de verdad no creo en un malvado imperio americano ni en la invasión del Islam en la cultura occidental, supongo que todos somos Quijotes y necesitamos algun molino de enemigo aunque sean incorrectos y bien por los que luchan contra ambos no con mas cordura que nuestro centenario heroe.

    ¿Lo mejor de la guerra fria?, las peliculas de espias, ¿lo peor? Los estados titeres que aupados por ambas potencias no hicieron las cosas bien.

    Por último al igual que casi todo lo que se, sobre la guerra fria no aprendi en la escuela, alli me enseñaron cosas mucho mas importantes el himno al Árbol, y divisiones de 4 cifras que la profesora corregía con calculadora.

    Se que divague bastante, pero seamos honestos el post no es muy centrado y son las 6 am donde estoy.

  2. Pues si el post, invita a divagar, quizás por que nos hace pensar si todo lo que vivimos tiene o no alguna influencia de la guerra fría, y si en realidad termino o seguimos inmersos en ella y solo ha tenido altas y bajas…. “dejare así” para no divagar tanto como ernestoyepez… jeje

  3. Poder, codicia, recelo, intolerancia. Creo que estas cuatro palabras resumen bastante bien lo que es el mundo desde que los vencedores de la Segunda Guerra Mundial se dieron cuenta de que Hitler no era el único enemigo. Bueno, en realidad, creo que definen bastante bien lo que es el mundo desde mucho antes. Por supuesto, hoy día todo continúa funcionando igual. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s